Placas Solares ¿Cómo funcionan y qué tipos existen?

Placas Solares paneles solares

Lo primero que necesitas saber es que hay varios tipos de placas solares en el mercado. Por una parte, tenemos las placas solares térmicas que se utilizan para precalentar el agua sanitaria antes de ser llevada a la caldera y conseguir de ese modo reducir el consumo de combustible de la caldera. Por otra parte, tenemos las placas fotovoltaicas que se sirven del efecto fotoeléctrico para producir directamente electricidad.

La energía solar es una energía renovable, obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del sol.

¿Cómo Funcionan las Placas Solares?

El funcionamiento de una placa fotovoltaica tiene mucho que ver con el funcionamiento del diodo. En ambos casos utilizamos las propiedades semiconductoras del silicio dopado para permitir el paso de corrientes eléctricas, pero hay una diferencia, en el caso de las placas solares son los fotones procedentes del sol los que provocan que haya cargas eléctricas libres.

Esto hace que cuando una placa fotovoltaica recibe radiación luminosa se comporta como un generador eléctrico.

Tipos de Placas Solares

Paneles Solares Fotovoltaicos

Con cada vez unos precios más reducidos, los módulos fotovoltaicos se presentan como una gran alternativa limpia para generar la electricidad (o parte de ella) en nuestras casas.

Dentro de los paneles solares fotovoltaicos existen varios tipos:

Paneles Solares Monocristalinos

El panel solar monocristalino cuenta con unas excelentes características técnicas para climas que habitualmente tienen nubes, tormentas y con temperaturas máximas no muy altas, esto es debido a que la sensibilidad del panel solar monocristalino consigue la máxima radiación solar en bajas temperaturas. Son los más caros y difíciles de fabricar, pero consiguen eficiencias de hasta el 17%.

Paneles Solares Policristalinos

Las células de silicio policristalino que forman el panel solar policristalino se originan enfriando artificialmente una célula monocristalina. Algo más baratos y fáciles de fabricar que los monocristalinos. Consiguen eficiencias de hasta el 14%.

Paneles Finos o Amorfos

Son los más baratos, pero solo consiguen eficiencias de hasta el 9%.

Paneles Solares Térmicos

Los paneles solares térmicos (también llamados colectores solares), permiten la transformación de la energía procedente del sol en energía térmica, es decir, en calor, a nivel doméstico o a nivel industrial, los paneles térmicos presentan múltiples usos, tales como la climatización de piscinas… etc.

Existen diversos tipos de colectores solares:

  • Colector de baja temperatura o captador solar plano no protegido. Alcanzando hasta un máximo de 50ºC, este tipo de paneles se utilizan principalmente para la calefacción y para el ACS en sistemas doméstico.
  • Colector de media temperatura. Estos colectores incorporan una cubierta transparente que evite la pérdida de calor del panel. Gracias a esta cubierta, se consigue que el panel pueda llegar hasta los 90ºC.
  • Colector de alta temperatura. Añadiendo otra cubierta más entre la anterior y el convertidor (un elemento clave en el panel térmico), se genera vacío entre las dos cubiertas, de manera que, la temperatura pueda llegar a alcanzar hasta 150ºC. Se utilizan, generalmente, para producir vapor capaz de mover turbinas que permitan la generación eléctrica.

Paneles Solares Híbridos (Fotovoltaico + Térmico)

El panel solar híbrido no es más que una mezcla de un panel fotovoltaico junto a uno térmico. Este tipo de tecnología permite producir electricidad y calor simultáneamente. La principal ventaja que estos paneles es la reducción del espacio necesario para aprovechar la energía solar.

Cómo Instalar Placas Solares

Desde BYM te recomendamos que antes de proyectar y presupuestar una instalación tenemos que ser conscientes de todos los componentes que vamos a necesitar. Las placas fotovoltaicas por si solas no sirven para nada.

Paneles Solares:

Se encargan de generar la energía eléctrica y sólo funcionan con corriente continua.

Baterías:

Las instalaciones conectadas a red no necesitan baterías, pero las aisladas si. Su misión es muy sencilla, los paneles fotovoltaicos sólo producen energía en determinados momentos que no tienen por qué coincidir con los momentos en los que necesitamos consumir, por eso es necesario usar baterías que acumulen la energía. Las baterías funcionan con corriente continua.

Cargador:

Para que las baterías se carguen y descarguen según nuestras necesidades tendremos que escoger los valores de voltaje tanto de las baterías como del campo de paneles solares, pero además necesitamos contar con un dispositivo que gestione la carga y descarga de las baterías. Ese aparato es el cargador (también se le suele llamar regulador de carga). Funciona en corriente continua.

Inversor:

El inversor es el aparato que transforma la corriente continua en corriente alterna. Por una parte, nuestros electrodomésticos funcionan en corriente alterna, así que necesitamos un inversor para poder utilizar la energía en forma de corriente continua que producen los paneles.

Cargador-inversor:

Una alternativa al inversor. Además de realizar el cambio de corriente continua a corriente alterna, los cargadores-inversores detectan cuando el nivel de carga de las baterías es demasiado bajo y si por ejemplo disponemos de un grupo electrógeno, podemos conectarlo de manera automática para cargar las baterías o incluso sí estamos conectados a la red, cargar las baterías desde la red eléctrica.

Generador:

En instalaciones aisladas de la red es posible, aunque no imprescindible, incluir un grupo electrógeno externo que sirva para cargar las baterías en caso de necesidad. Esto nos asegura tener electricidad en todo momento.

Protecciones:

Toda instalación eléctrica necesita estar protegida mediante dispositivos de corte. En el caso de una instalación fotovoltaica tenemos dos partes diferentes: una parte que funciona en corriente continua y otra parte que funciona en corriente alterna. Cada uno de estos lados de la instalación necesita sus protecciones.

Cableado:

En principio los cables no suponen una dificultad en el diseño, pero en caso de que haya muchos metros de cable tendremos que calcular la cañada de tensión en los mismos para asegurarnos de que todo funcione correctamente.

Kits Solares Fotovoltaicos o Kit Solar para Casa

Orientación de las Placas Solares

Hay muchos tipos distintos de tecnologías pensadas para optimizar la radiación de luz que llega a la placa. Una orientación deficiente hará que la producción de energía de una placa se reduzca drásticamente. Lo que se tiene que conseguir es que la orientación de las placas fotovoltaicas sea perpendicular a los rayos del sol, para que, de ese modo, la cantidad de luz que incide sobre la placa sea la máxima posible.

Por esto que muchos fabricantes han desarrollado tecnologías para orientar las placas a los rayos del sol. Algunos sistemas son capaces de girar sobre dos ejes consiguiendo un guiado. Otros sistemas tienen un solo eje de giro. Estos últimos sistemas son más simples y consiguen seguir al sol a lo largo del día en su movimiento de este a oeste.

Si lo que queremos es poner las placas sobre un tejado, tendremos que anclarlas mediante una estructura fija, que seguramente tendrá que quedar con la inclinación del propio tejado.

En cambio, si las placas van en otra superficie, como una terraza, se pueden usar estructuras con dos posiciones fijas, una para invierno y otra para verano. Por ejemplo, en España se suelen utilizar inclinaciones de 30º en verano y 60º en invierno.

Tipos de Conexiones a la Red

En instalaciones fotovoltaicas para hogares o pequeñas industrias tenemos dos tipos de instalaciones: las instalaciones con conexión a red (grid tie) y las instalaciones aisladas de red (off grid).

  • Conectada a la red sin baterías (grid tie). Tener la instalación fotovoltaica conectada a la red de distribución de energía supone una importante ventaja que consiste en poder prescindir de las baterías. Con este tipo de instalación nos convertimos en productor y consumidor de energía.
  • Aislada de la red con baterías (off grid). Si estamos hablando de un lugar al que no llega ninguna línea de distribución de energía eléctrica esta es sin duda la mejor opción, porque al no estar conectados a la red eléctrica no podremos contar con toda la energía que queramos en cualquier momento.

Tipos de Baterías Solares

1 Baterías de Litio
2 Baterías de Plomo Ácido Abierto
3 Baterías AGM
4 Baterías de Gel
5 Baterías Estacionarias

Mejores Marcas y Fabricantes de Placas Solares

Jinko SolarLONGi Solar
Trina SolarJA Solar
Canadian SolarHanwha Q Cells
Risen EnergyFirst Solar
Chint (Astronergy)Suntech

Principales Fabricantes Españoles

RekoserEastech Solar
GrealtecExiom Solution
Nousol Nuevas Energías8.33 Solar
VidurSolarIberian Solar
EscelcoHeliene
EurenerZytech Solar
SitecnoSolarAir EnergyStone
Sunconnection WorldwideTamesol
Abora EnergyAtersa
Ennova Energía

Ayudas y Subvenciones para Instalaciones Fotovoltaicas en España

Actualmente la normativa vigente española presenta algunas dudas respecto a la energía solar en viviendas, haciendo click aquí podrás leer información actualizada de la realidad de la legislación española en materia de autoconsumo, placas solares e instalación de paneles solares.

En España, una instalación de placas solares requiere de media unos 10 módulos, que podría suponer una inversión inicial de unos 4.000 euros.

Las subvenciones para fotovoltaica permiten un ahorro en la instalación de entre un 30% y un 90%.

Estas subvenciones pueden ser solicitadas por cualquier persona que desee instalar placas solares en su vivienda, así como en una explotación agrícola o empresa.

Existen diferentes tipos subvenciones a las que podrás acogerte. Estas subvenciones para la instalación de placas solares variarán en función de la Comunidad Autónoma en la que te encuentres e incluso de tu municipio.

Los beneficios fiscales son otras de las ventajas que implica la instalación de placas. Los propietarios se pueden beneficiar de deducciones en el IRPF, de una rebaja del IBI en determinados municipios donde se bonifica al 50% con el fin de fomentar la energía verde durante un periodo de hasta 5 años, o de hasta un 95% del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras.

España es uno de los países de Europa con más horas de sol y este tipo de energía limpia y sostenible te permite un ahorro de hasta un 50% en la factura de la luz.